Saltar al contenido
cochesalemanes.com

Comprar coches usados: protégete contra las estafas.

Algunos concesionarios de automóviles usados anuncian sus vehículos como que son de máxima calidad a un bajo precio. Pero no todas las ofertas son serias, en ocasiones el cuenta kilómetros esta rebajado, los accidentes se disfrazan e incluso aparecen cláusulas injustas en los contratos de venta, siempre en letra pequeña.

Se estima que el cuenta kilómetros ha sido manipulado en 1 de cada 5 autos usados que se venden en España.

Menor kilometraje mayor precio de venta.

Según estudios de mercado, el kilometraje modificado supone en un aumento en el precio del vehículo que en algunos casos puede llegar a los 3.000 €. Por eso todo el que busque un coche de segunda mano, ya sea de particular como de un concesionario, debe conocer los trucos mas utilizados.

Consejos para comprar un coche usado

Comprar un automóvil usado lleva tiempo y el buen vendedor lo sabe por eso jamas debemos dejarnos presionar con las artimañas de este. Siempre debemos ir acompañados, si es posible con algún especialista o entendido si nosotros no lo somos. Una buena herramienta es llevar siempre nuestra lista de puntos a revisar que puedes ver en este enlace, o en cualquier blog o pagina especializada en la compra de coches usados:

En estas web también puedes encontrar modelos de contratos para la compra de coches usados.

Examine el automóvil desde el exterior: 

el automóvil debe verse a la luz del día en un espacio abierto desde el cual debe ser fácil acceder desde cualquier lugar. Si el automóvil está en un pasillo, debe estar bien iluminado. Es preferible que el coche este limpio y seco, los vehículos mojados hacen que sea difícil ver piezas reparadas y daños en la pintura, al igual que la suciedad. El óxido se puede apreciar en esquinas ocultas, como pasos de rueda, maletero y debajo de las alfombras. El olor a humedad en el interior es una mala señal. Si es posible, mire debajo del automóvil Las manchas de aceite en el suelo son una señal de alarma.

Daño por accidente:

los espacios desiguales entre capot y aletas, o paragolpes e incluso huecos de las puertas al cerrarlas, son sospechosos: si, por ejemplo, las distancias entre el capó y los guardabarros son diferentes en ambos lados, el chasis probablemente se ha deformado. El daño de pintura bien reparado es difícil de ver a simple vista. Los profesionales usamos un medidor del espesor de la pintura, pero un simple imán nos indicara las áreas donde existe masilla reparadora ya que no se pegara.

Recuperar datos :

antes de la compra, puede solicitar información sobre el automóvil. Esto puede hacerlo bien a través de la DGT con su informe de trafico, donde podremos ver la información publica del vehículo. Hay de varios tipos e incluso algunos solamente los podemos solicitar siendo los propietarios del coche. https://sede.dgt.gob.es/es/vehiculos/informe-de-vehiculo/

Otras opciones es solicitar este informe a través de empresas como CARFAX, que nos ayudan a comprobar el historial del coche para que la compra sea segura, minimizando el riesgo ya que encontraremos posibles problemas o información que el vendedor nos oculta.

https://www.carfax.es/

Lea las unidades de control :

los datos de los coches modernos disponen de muchos pequeños componentes electrónicos manejados desde, digamos lo así una unidad de control. El ¨afeitado¨ del velocímetro generalmente se realiza manipulando solo la pantalla. Con la ayuda de una aplicación y un llamado lector OBD2, podemos leer los datos de las unidades de control. Los hay de diferentes precios, modelos y aplicaciones, es su decisión escoger.

Mida el espesor de la pintura :

si el vehículo ha estado involucrado en un accidente, generalmente se repinta. Esto no quiere decir que tengamos que descartarlo, hoy en día hay algunos ¨choques¨ que no modifican en absoluto las prestaciones, conducción y seguridad del vehículo. Ahora bien no queremos que nos la cuelen y mejor estar seguros de si ¨ha sido un golpecito…¨ o si la cosa fue mas seria. Con la ayuda de un medidor de espesor de pintura, puede identificar las áreas afectadas usted mismo. Los dispositivos están disponibles desde unos 30 euros.

Mire debajo del capó: 

un motor que esté demasiado limpio y sobre todo recién limpiado, debería hacer que se pregunte. Con un lavado de motor, el vendedor podría haber eliminado los rastros de posibles fugas. Las mangueras y sellos deben estar secos y sin grietas. ¿Hay rastros de fugas de líquidos? Si el refrigerante en el tanque de expansión está turbio, esto puede indicar una junta de culata defectuosa. Busque calcomanías o etiquetas que muestren el kilometraje y la fecha de los cambios de líquido y compare la información con la lectura del cuentakilómetros

Quite el tampón del aceite, revise su consistencia, puede ser negro como el carbon pero en forma liquida nunca mas espesa que el aceite. Igualmente compruebe la compresión del motor o si rezuma, esto se hace con el motor arrancado abriendo el tapón del aceite y colocando un trapo o la misma mano encima, 2 o 3 segundos son suficientes. Si mancha en exceso mal asunto.

Revise bien las estructuras de la parte frontal, que no tengan soldaduras extrañas o formas desiguales, esto indicara un choque frontal importante.

Verificar documentos: 

es importante que el coche disponga del libro de servicio en el que el mantenimiento del vehículo esté documentado de la manera más completa posible. Las pruebas de reparación y los informes de prueba de las inspecciones principales crean confianza adicional. ¿Cuándo debe pasar la ITV? Los datos en estos documentos también se pueden usar para verificar el kilometraje. Que tenga muchos propietarios anteriores pueden ser una indicio de que el automóvil a menudo se revende debido a su susceptibilidad a averías. 

Compruebe las funciones y el interior: 

pruebe las funciones eléctricas más importantes, como la iluminación, el aire acondicionado, los espejos eléctricos, la calefacción de los asientos y la radio. El interior debe verse limpio y ordenado. Un volante muy desgastado, asientos desgastados y gomas de pedal desgastadas indican un kilometraje muy alto.

Realice una prueba de conducción: 

el motor debe estar frío y arrancar de inmediato. Cuando se gira la llave, las luces indicadoras en la cabina (ABS, ESP, airbags) deben encenderse y apagarse cuando se enciende el motor. Algunos defectos, como una llanta deformada, la dirección desgastada o amortiguadores defectuosos, solo se notan a alta velocidad. El automóvil se inclina hacia un lado o está muy inclinado en la curva. Por lo tanto, conduzca fuera de ciudad a ser posible por autopista y cambie todos las marchas hacia arriba y hacia abajo.

Una conducción inestable, fuertes vibraciones y sacudidas indican problemas en la dirección. Incluso en carreteras en mal estado, el automóvil debe pisar bien en la carretera y no nadar, traquetear o parecer que se va a descomponer.

Reconocer vendedores de buena reputación:

¿es correcto el entorno del vendedor?, ¿estaba el coche en un garaje?, ¿es el vendedor supuestamente el primer propietario? 

Un vendedor en el que podemos confiar responde a todas las preguntas de manera comprensible, habla abiertamente sobre defectos y daños a un automóvil. Los clientes pueden ver el vehículo tranquilamente y realizar una prueba de conducción sin excusas. 

Si la oferta es muy barata en comparación con coches similares, tengamos una precaución especial.

Garantía: 

Los concesionarios de VO deben ofrecer por ley una cobertura mínima de un año. Los particulares no están obligados.

La normativa que regula la garantía en la venta de bienes de consumo establece un plazo general de garantía de dos años, que en la venta de “productos de segunda mano” permite reducirlo (si así lo pactan las partes) hasta un mínimo de un año.  

Pregunte a los expertos:

Seguro que dormimos mas tranquilamente si realizamos una revisión a fondo del vehículo en nuestro taller de confianza o en el oficial de la marca del coche en cuestión.